solicita por mail info@cursoespirita.com
Quién soy, de dónde vengo, hacia dónde voy….es sólo el principio

Erraticidad

Estado de los Espíritus errantes, es decir, no encarnados, durante los intervalos de sus diversas existencias corporales. De ninguna manera la erraticidad es una señal absoluta de inferioridad para los Espíritus. Hay Espíritus errantes de todas las clases, salvo los del primer orden o Espíritus puros que, al no tener más necesidad de reencarnarse, no pueden ser considerados como errantes. Los Espíritus errantes son felices o desdichados según el grado de su depuración. Es en este estado que el Espíritu –cuando se ha despojado del velo material del cuerpo– reconoce sus existencias anteriores y las faltas que lo alejan de la perfección y de la felicidad infinita; entonces, es también cuando elige nuevas pruebas para progresar más rápidamente.

« Regresa al Diccionario Espírita