solicita por mail info@cursoespirita.com
ESPIRITISMO / Quién soy, de dónde vengo, hacia dónde voy….es sólo el principio

El caso de reencarnación que corroboró Gandhi

Imagen que ilustra el caso de reencarnación que corroboró Gandhi

El caso de reencarnación que corroboró Gandhi es el caso de Shanti Devi

Uno de los casos más fascinantes de memoria de vidas pasadas

El de Shanti Devi es sin duda uno de los mejores casos de memorias de vidas pasadas en niños que se hayan recogido. Fue investigado por un comité de destacados profesionales designado por Mahatma Gandhi, que acompañó a Shanti Devi al lugar de los recuerdos de su vida anterior y se grabó todo lo que presenciaron.

La gente oye hablar de muchos casos de reencarnación en estos días, pero a principios de los años 30, la información sobre una niña nacida en una localidad poco conocida de Delhi, que afirmaba recordar una vida pasada, fue considerada una gran noticia. La niña al principio solo era conocida por la gente local, pero poco a poco las noticias sobre ella se extendieron por todo el país y finalmente por todo el mundo. Era natural que el mundo se preguntara sobre la autenticidad de su historia.

En su vida anterior

El 18 de enero de 1902, Chaturbhuj, un residente de Mathura, fue bendecido con una hija, que se llamaba Lugdi. Lugdi se casó con Kedarnath Chaube, un tendero de la misma localidad. Kedarnath Chaube era propietario de una tienda de ropa en Mathura y también de una sucursal en Hardwar. Lugdi era muy religiosa y había estado en varios lugares de peregrinación a una edad muy temprana.

Cuando Lugdi quedó embarazada por primera vez, su hijo nace muerto tras una cesárea. Para su segundo embarazo, el preocupado esposo la llevó al hospital del gobierno en Agra, donde da a luz a un hijo, nuevamente por cesárea el 25 de septiembre de 1925. Pero nueve días después, el 4 de octubre, el estado de Lugdi se agrava y finalmente muere.

Reencarnada

Un año, diez meses y siete días después de la muerte de Lugdi, el 11 de diciembre de 1926, nace Shanti Devi. Era como cualquier otra chica, excepto que hasta la edad de cuatro años hablaba muy poco. Hasta que a partir de esos cuatro años comenzó a hablar: de su “marido” y sus “hijos”.

Shanti Devi con su familia
Shanti Devi con su familia

Dijo que su esposo estaba en Mathura, donde era dueño de una tienda de ropa y que tenían un hijo. Ella se llamaba a sí misma Chaubine (la esposa de Chaube). Los padres interpretaron sus palabras en un primer momento como una fantasía infantil. Pero se comenzaron a preocupar posteriormente porque hablaba repetidas veces al respecto y, constantemente narraba incidentes de su vida anteior vida en Mathura. En ocasiones, en las comidas, decía: “En mi casa en Mathura, comía diferentes tipos de dulces”. A veces, cuando su madre la estaba vistiendo, le describía los vestidos solía usar. Mencionó tres características distintivas de su marido: era justo, tenía una gran verruga en la mejilla izquierda y usaba anteojos para leer. También mencionó que la tienda de su marido estaba ubicada frente al templo Dwarkadhish.

Para entonces, Shanti Devi tenía seis años y sus padres estaban perplejos y preocupados por tales declaraciones. La niña incluso dio un recuento detallado de su muerte después del parto. Ellos consultaron a su médico de familia, quien se sorprendió de cómo una niña podía narrar tantos detalles de los complicados procedimientos quirúrgicos. El misterio, por lo tanto, continuaba aumentando. Los padres comenzaron a pensar ya de una forma más positiva que estos recuerdos podrían efectivamente haber sido de una vida pasada.

El nombre del marido

A medida que la niña crecía insistía en pedir a sus padres que le llevaran a Mathura. Sin embargo, nunca mencionó el nombre de su esposo hasta la edad de ocho o nueve años. Es costumbre en la India que las esposas no pronuncien el nombre de sus maridos. Incluso cuando se le preguntaba específicamente, ella se sonrojaba y decía que lo reconocería, pero no diría su nombre. Hasta que un día, un pariente lejano, Babu Bishanchand, un maestro en la escuela secundaria Ramjas Daryaganj en Delhi, le dijo a Shanti Devi que si le decía el nombre de su esposo, la llevaría a Mathura. Atraída por esta oferta, le susurró al oído el nombre Pandit Kedarnath Chaube. El maestro le dijo que organizaría el viaje a Mathura después de las debidas consultas. Escribió una carta a Pandit Kedarnath Chaube, detallando todas las declaraciones hechas por Shanti Devi, y le rogó que visitara Delhi. Kedarnath respondió confirmando la mayoría de sus declaraciones y sugirió que a uno de sus parientes, Pandit Kanjimal, que vivía en Delhi, se le permitiera conocerla.

Primeros encuentros

Se organizó una reunión con Kanjimal, durante la cual Shanti Devi lo reconoció como el primo de su marido. Dio algunos detalles sobre su casa en Mathura y le informó sobre el lugar donde había enterrado algo de dinero. Cuando se le preguntó si podía ir sola desde la estación de trenes a su casa en Mathura, ella respondió afirmativamente, si la llevaban allí.

Shanti Devi con 9 años
Shanti Devi con 9 años

Kanjimal estaba tan impresionado que fue a Mathura para convencer a Kedarnath de que visitara Delhi. Kedarnath llegó a Delhi el 12 de noviembre de 1935, con el hijo de Lugdi, Navneet Lal, y su nueva esposa. Fueron a la casa de Rang Bahadur al día siguiente. Para engañar a Shanti Devi, Kanjimal presentó a Kedarnath como el hermano mayor de este último. Shanti Devi se sonrojó y se puso de pie a su lado. Alguien preguntó por qué estaba sonrojada frente su cuñado. Shanti dijo con voz baja pero firme: “No, él no es el hermano de mi esposo. Él es mi esposo”. Luego se dirigió a su madre, “¿No te dije que él es justo y que tiene una verruga en la mejilla izquierda cerca de su oreja?”

Luego le pidió a su madre que preparara comida para los invitados. Cuando la madre le preguntó qué debería preparar, ella dijo que le gustaban los parathas rellenos de papa y la calabaza. Kedarnath estaba estupefacto ya que estos eran sus platos favoritos. Entonces Kedarnath preguntó si podía decirles algo inusual para establecer una fe plena en ella. Shanti respondió: “Sí, hay un pozo en el patio de nuestra casa, donde solía bañarme”.

El encuentro con su hijo

Shanti estaba abrumada emocionalmente al ver a Navneet, el hijo en su vida anterior. Las lágrimas brotaban de sus ojos cuando lo abrazó. Le pidió a su madre que trajera todos sus juguetes y se los diera a Navneet. Pero estaba demasiado emocionada como para esperar que su madre actuara y ella misma corrió para traerlos. Kedarnath le preguntó cómo había reconocido a Navneet como su hijo, cuando ella lo había visto solo una vez siendo un bebé antes de morir. Shanti explicó que su hijo era parte de su alma y que el alma puede reconocer fácilmente este hecho.

Después de la cena, Shanti le preguntó a Kedarnath, “¿Por qué te casaste con ella?” refiriéndose a su  actual esposa. “¿No habíamos decidido que no te volverías a casar?” Kedarnath no sabía que responder.

Durante su visita a Delhi, Kedarnath encontró el comportamiento de Shanti Devi similar al de Lugdi en muchos aspectos. Antes de retirarse por la noche, pidió que le permitieran hablar con ella a solas, tras ese encuentro dijo que estaba completamente convencido de que Shanti Devi era su esposa Lugdi Bai porque había muchas cosas que ella había mencionado que nadie, excepto Lugdi, podría saber.

Shanti Devi se entristeció antes del regreso de Kedarnath a Mathura el 15 de noviembre. Suplicaba que se le permitiera ir a Mathura con él, sus padres obviamente se negaron.

La repercusión de la historia

Su historia se extendió por todo el país a través de los medios y muchos intelectuales se interesaron en ella. Cuando llegó a oídos Mahatma Gandhi, contactó con Shanti Devi, habló con ella y le pidió que fuese a su ashram. En una entrevista a Shanti Devi en 1986, con 60 años todavía recordaba detalladamente aquel encuentro.

Gandhi nombró un comité de 15 destacadas personalidades (parlamentarios, científicos, líderes nacionales y miembros de los medios de comunicación) para estudiar el caso. El comité convenció a sus padres para que Shanti pudiese acompañarles a Mathura. Se marcharon en tren con Shanti Devi el 24 de noviembre de 1935.

El informe del comité
Dwarkadheesh, frente al que tenía la tienda su marido
El templo Dwarkadheesh, frente al que tenía la tienda su marido

Cuando el tren se acercó a Mathura, se sonrojó de alegría y comentó que para cuando llegaran a Mathura las puertas del templo de Dwarkadhish se cerrarían. Su lenguaje exacto era, ‘Mandir ke pat band ho jayenge’, tan típicamente usado en Mathura.

El primer incidente que atrajo nuestra atención al llegar a Mathura ocurrió en la misma plataforma. La chica estaba en los brazos de L. Deshbandhu. Apenas había recorrido 15 pasos cuando un hombre mayor, vestido con un típico atuendo de Mathura, al que nunca había visto antes, se acercó a ella, se mezcló en la pequeña multitud, y se detuvo por un momento. Se le preguntó si podía reconocerlo. Ante su presencia reaccionó tan rápido que inmediatamente bajó del regazo del Sr. Gupta y tocó los pies del extraño con profunda veneración y se hizo a un lado. Al preguntar, ella le susurró a L. Deshbandhu al oído que la persona era su ‘Jeth’ (hermano mayor de su esposo). Todo esto fue tan espontáneo y natural que dejó a todos atónitos por la sorpresa. Se trataba de Babu Ram Chaubey, que era realmente el hermano mayor de Kedarnath Chaubey .

Los miembros del comité la llevaron en un tonga, instruyendo al conductor para que siguiera sus instrucciones. En el camino ella describió los cambios que habían tenido lugar desde su anterior vida, eran todos correctos. Reconoció algunos de los lugares que había mencionado antes sin haber estado allí.

Mientras se acercaban a la casa, ella bajó del tonga y se fijó en una persona mayor entre la multitud. Inmediatamente se inclinó ante él y les dijo a los demás que él era su suegro, y efectivamente era él. Cuando llegó frente de su casa, entró sin ninguna duda y pudo ubicar su habitación. También reconoció muchas de sus pertenencias. Le hicieron pruebas como por ejemplo le preguntaron dónde estaba el “jajroo” (lavabo) y todo lo acertaba. Le preguntaron qué quería decir “katora”. Contestó correctamente diciendo que significa paratha (un tipo de panqueque frito). Ambas palabras prevalecen solo en los Chaubes de Mathura y ningún extraño las conocería normalmente.

Kedar Nath, el marido de Shanti Devi en su vida anterior
Kedar Nath, el marido de Shanti Devi en su vida anterior

Shanti pidió que la llevaran a su otra casa donde había vivido con Kedarnath durante varios años. Ella misma guió al conductor sin ninguna dificultad. Uno de los miembros del comité, Pandit Neki Ram Sharma, le preguntó sobre el pozo del que había hablado en Delhi. Ella corrió en una dirección; pero, al no encontrar un pozo allí, quedó confundida. Incluso entonces dijo con cierta convicción que había un pozo allí. Kedarnath retiró una piedra y, efectivamente, encontraron debajo un pozo. En cuanto al dinero enterrado, Shanti Devi llevó al comité al segundo piso y les mostró un lugar donde encontraron una maceta pero sin dinero. La niña, sin embargo, insistió en que el dinero estaba allí. Kedarnath confirmó que había encontrado y sacado el dinero después de la muerte de Lugdi.

Cuando la llevaron a la casa de sus padres, al principio identificó a su tía como su madre, pero pronto corrigió su error y fue a sentarse en su regazo. También reconoció a su padre. La madre y la hija lloraron mucho en el encuentro. Fue una escena que conmovió a todos los presentes.

Llevaron a Shanti Devi al templo de Dwarkadhish y a otros lugares de los que había hablado antes y se verificó que casi todas sus declaraciones eran correctas.

La publicación del informe del comité atrajo la atención mundial. Muchas personalidades cultas, incluidos científicos, religiosos, parapsicólogos y filósofos vinieron a estudiar el caso, algunos en apoyo y otros como críticos tratando de demostrar que era un engaño.

Dr. K.S.Rawat

Relata el Dr. K.S.Rawat, un investigador de la India al estilo de Ian Stevenson:

El Dr. Rawat
El Dr. Rawat

Conocí a Shanti Devi, primero en febrero de 1986 y posteriormente en diciembre de 1987, y la entrevisté pormenorizadamente sobre los recuerdos de su vida anterior. También entrevisté a su hermano menor, Viresh Narain Mathur, quien la había acompañado a Mathura en su primera visita. Luego fui a Mathura y le pedí a sus familiares que describieran cuándo Shanti Devi los visitó por primera vez a la edad de nueve años. También interrogué a un amigo cercano de Kedarnath que me dio información explícita sobre la forma en que Kedarnath se convenció de que Shanti era efectivamente la reencarnación de su esposa.

El hermano de Lugdi me dijo que Shanti Devi, después de ver a algunas mujeres allí, recordó a sus viejos amigos y preguntó por ellos. De manera similar, la hermana de Lugdi me informó que Shanti Devi le dijo a varias mujeres que Lugdi les había prestado dinero, lo cual aceptaron como cierto. Las reacciones emocionales de Shanti al conocer a familiares de su vida anterior fueron muy significativas. La manera en que ella rompió a llorar al conocer a los padres de su vida pasada emocionó a todos los presentes. El comité mencionó en su informe que fue una bendición que las vidas pasadas sean olvidadas. Sintieron que al llevar a Shanti Devi a Mathura asumieron una gran responsabilidad, y tuvimos que separarla por la fuerza de los padres que tuvo en la vida anterior.

El Dr. Rawat junto a Shanti Devi, a la edad de 60 años
El Dr. Rawat junto a Shanti Devi, a la edad de 60 años

Durante mis investigaciones, un amigo de Kedarnath, Pandit Ramnath Chaube, de 72 años, me habló de un evento muy significativo, que confirmé con otras fuentes. Cuando Kedarnath estaba en Delhi para encontrarse con Shanti Devi, pasó una noche en la casa de Pandit Ramnath Chaube. Todos se habían retirado, y solo Kedarnath, su esposa, su hijo Navneet y Shanti estaban en la habitación. Navneet estaba profundamente dormido. Kedarnath le preguntó a Shanti sobre cuando ella sufría de artritis y no podía levantarse o sobre ¿cómo quedó embarazada? Momento en el que ella llegó a dar detalles explícitos de su relación sexual, lo despejó de Kedarnath cualquier duda, viendo en Shanti efectivamente la reencarnación de su esposa Lugdi.

Cuando mencioné este incidente a Shanti Devi durante mi entrevista con ella, ella dijo: “Sí, eso es lo que lo convenció completamente”.

El caso de Shanti Devi también es significativo por el hecho de que es uno de los casos más investigados, ha sido estudiado por cientos de investigadores, críticos, eruditos, religiosos y eminentes figuras públicas de todas partes de la India y del mundo entero desde mediados de la década de 1930 en adelante.

Un crítico, Sture Lonnerstrand, cuando se enteró de este caso, vino desde Suecia para demostrar “la falsedad”, como él creía, pero después de la investigación escribió:

Este es el único caso de reencarnación plenamente explicado y probado que ha habido.

No estamos de acuerdo con Lonnerstrand, hay muchos más casos tanto o más evidentes que este.

El Dr. Ian Stevenson
El Dr. Ian Stevenson fue un bioquímico, doctor en medicina y profesor universitario de psiquiatría. Hasta su jubilación fue jefe de psiquiatría de la Universidad de Virginia, en la que se investiga la reencarnación

El Dr. Ian Stevenson

Finalizamos la historia de Shanti Devi con los comentarios del Dr. Ian Stevenson, uno de los más reconocidos investigadores académicos de la reencarnación:

Investigué y entrevisté a Shanti Devi, a su padre y a otros testigos, incluido Kedarnath, el marido de su vida anterior. Mi investigación indica que hizo al menos 24 declaraciones de sus recuerdos que coincidían con los hechos verificados.

•Se identificó como Lugdi que solía vivir en Muttra, a 128 kilómetros de distancia.
• Habló el dialecto del área sin haberlo aprendido
• Afirmó haber dado a luz un hijo que murió diez días mas tarde, eventos que luego se comprobaron que ocurrieron a Ludgi.
• Cuando fue llevada a Mathura reconoció a su esposo de la vida anterior, Kedarnath, y habló de muchas cosas que hicieron juntos.
• Fue capaz de identificar con certeza un número de objetos y señales de orientación que ella usaba en su previa pasada en Mathura.
• Fue capaz de decir correctamente como estaban distribuidos los muebles en la casa de su pasada vida.
• Sabía que en su vida anterior había escondido 150 rupias dentro de un hueco en una esquina de una habitación de la casa. Su esposo en la vida anterior, Kedarnath, confirmó que el dinero no estaba ahí porque el mismo lo había tomado.
• Correctamente identificó a los padres de Lugdi entre una gran multitud.

Entre lo impresionante del caso es que Gandhi y las autoridades formalmente organizasen un comité de destacadas personalidades para investigar el caso. Y que el comité corroborase que Shanti sabía cosas de las cuales no podía tener conocimiento y que no podía haber engaño ni fraude. Ninguno de los miembros del comité conocía a Shanti ni tenía ninguna conexión con ella de ningún tipo. Su veredicto definitivo decía en claros términos que era una prueba evidente y concluyente de la reencarnación.

Salvador Martín para © Curso Espírita

image_pdfArtículo en pdfimage_printImprimir

Deja un comentario

Curso Espírita