El Centro Espírita durante la pandemia

Situación actual

El pasado 14 de marzo el Gobierno de España decretó el estado de alarma para hacer frente a la expansión de la enfermedad del COVID-19. En practicamente todo el mundo se han tomado o se están adoptando diferentes medidas que, entre otras cosas, impiden reuniones de un cierto número de personas.

Mascarilla
Protégete

Algunos países ya han iniciado algunas medidas de desescalada, en España desde el pasado 2 de mayo se recuperan ciertas libertades de movimiento, pero ¿cuándo se podrán recuperar otras actividades, como los estudios y las reuniones cotidianas de un centro espírita?

Habrá reuniones que serán posibles dentro de poco, pero haya o no prohibición, es conveniente cierta cautela y la recomendación de evitar las reuniones de cierto número de personas es algo que fácilmente se alargará varios meses, en el mejor de los casos. Nadie sabe a ciencia cierta qué sucederá pero algunos epidemiólogos y analistas coinciden en la alta posibilidad de que esto se alargue hasta finales del 2021, con el posible último brote, que sería algo menor que el previsible del próximo invierno.

 

¿Qué podemos hacer?

Las reuniones espíritas no son imprescindibles para el espírita, no lo son tampoco para estudiar o conocer el Espiritismo, ni lo son para su divulgación, y, partiendo de esas premisas, actualmente este sería y es el menor de nuestros problemas. Es cierto, pero no está demás reflexionar un poco sobre qué podemos hacer para seguir ampliando nuestro conocimiento espírita y si hay posibilidad de recuperar algunas de nuestras actividades; precisamente aquellas que ahora son especialmente necesarias, como es esa que los espíritas denominamos atención fraterna. Es justo lo que vamos a hacer en este artículo reflexionar sobre lo qué puede o no puede hacer el centro espírita durante la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2.

Las reuniones espíritas ofrecen grandes ventajas, pues permiten que las personas que participan en ellas se esclarezcan mediante el intercambio de ideas, a través de las preguntas y las observaciones que cada uno puede hacer, y de las cuales todos se benefician.

Allan Kardec

Muchas de esas ventajas son posibles con las reuniones virtuales, algo que veremos posteriormente.

Leer

Algo que el estudioso espírita debería hacer con método y asiduidad. Si la pretensión del espírita es el progreso, ampliar cada vez más su conocimiento y su nivel de conciencia, no se puede permitir no leer, o apenas conocer algunos pocos libros. Hay muchos que supuestamente, o según dicen ellos mismos, han leído ya muchos libros espíritas, pero no es difícil observar en sus conocimientos que, o bien no han terminado de leer ninguno, o no les han prestado la atención y profundidad que requieren libros como éstos, que tratan de cuestiones filosóficas, científicas y morales muy profundas, o quizá en su haber si que hay muchos libros pero son básicamente libros mediúmnicos y apenas han hojeado a Kardec.

Los libros espíritas y en especial los libros de Allan Kardec no son para guardar polvo en nuestras estanterías, debieran ser fuente continua de estudio y consulta, y en concreto estas obras nos ofrecen la garantía de la concordancia y universalidad de la enseñanza de los espíritus, ver al respecto Caracteres de la Revelación Espírita.

Nuestra propuesta para este confinamiento es que dediquemos un espacio al día a la lectura espírita, que puede consistir en la lectura de algún libro que no hayamos leído aún, y que dedique también algunos minutos a comenzar o recomenzar la lectura de toda la codificación, porque son las obras fundamentales del espírita, que debe leer y releer, repasar y estudiar. Ahora es un buen momento para adquirir este buen hábito, y no podemos excusarnos en no disponer de tiempo, la mayoría tenemos más, por tener limitadas otras actividades; y si efectivamente lo tornamos un hábito también lo haremos cuando tengamos menos tiempo, y daremos la prioridad que requiere el estudio detenido.

Hay quien prefiere los audiolibros, son también una fuente muy práctica y a veces cómoda de aprender y repasar. Ver audiolibros espíritas o el listado de todos los libros espíritas digitales, que incluye también los audiolibros.

Estudios Espíritas en familia

Muchas familias espíritas, llevan a cabo el estudio semanal de El Evangelio en el Hogar, se trata de un estudio en familia de El Evangelio según el Espiritismo, lo que permite además de adquirir conocimientos espíritas en familia, tratar los diferentes problemas emocionales o de convivencia que puedan existir, en este clima armónico y elevado del estudio espírita.

Pero nuestra propuesta es que este estudio incluya también otros libros espíritas fundamentales, como son El Libro de los Espíritus, o ¿Qué es el Espiritismo?, porque todo método de estudio, sea o no en familia, requiere pautas previas de conocimiento, y no podemos tratar exclusivamente la parte moral, obviando otras importantes cuestiones que harán entender la ciencia y filosofía espírita. Facilitemos a nuestros familiares, especialmente hijos, este conocimiento de la forma más pedagógica posible. Teniendo en cuenta que el codificador Allan Kardec, recomendaba antes que nada estos dos libros que hemos indicado.

Estos encuentros semanales en el hogar además de iluminar las conciencias de sus habitantes, mejoran su clima de convivencia. Es también un momento de oración, de gratitud, de ruego por los que sufren, hoy en día por tantas familias que pierden físicamente a sus seres queridos, a veces sin ni siquiera poder despedirse de ellos.

Reuniones Espíritas online

Además de los recursos que ofrecen webs como esta, además de las retransmisiones online que pueden hacer diferentes instituciones, la red nos permite seguir diferentes eventos y actividades online, que están muy bien y pueden ser interesantes, pero ninguna de ellas nos hace recuperar algo muy importante que hemos perdido estos días en relación al centro espírita, y es la confraternización entre sus miembros, el estudio en grupo, no tanto por el estudio en sí, como por poder compartirlo entre hermanos en ideal, con aquellos con los que tenemos afinidad, aquellos con los que nos sentimos en familia, y con los que antes nos encontrábamos semanalmente en el centro espírita.

Los participantes de los centros espíritas debieran hacer un pequeño esfuerzo por mantener esto, y si en su lugar participan de los que hacen otros centros o instituciones, y no llevan a cabo sus propios estudios online, en el camino pueden, no ya perder, pero sí atenuar esos lazos de unión y de fraternidad tan importantes y necesarios.

Una reunión es un ser colectivo cuyas cualidades y propiedades son la resultante de las de sus miembros, y forman una especie de haz. Ahora bien, cuanto más homogéneo sea ese haz, tanto más fuerza tendrá.

Allan Kardec

Ese ser colectivo, homogéneo, es bastante difícil, por no decir imposible entre personas de diferentes instituciones y que no han llegado al grado de afinidad que pueden tener los miembros de un centro, que llevan tiempo juntos, que se conocen bien y se sienten más que amigos, compañeros y hermanos. Ese ser colectivo puede mantener su homogeneidad a través de las reuniones virtuales.

Puesto que las condiciones esenciales de toda reunión seria son el recogimiento y la comunión de los pensamientos, se comprende que la cantidad excesiva de asistentes constituye una de las causas que más atentan contra la homogeneidad. Por cierto, no existe ningún límite absoluto para ese número, y es lógico pensar que cien personas, suficientemente concentradas y atentas, estarán en mejores condiciones que diez personas distraídas y bulliciosas. No obstante, también es evidente que cuanto mayor sea el número, tanto más difícil será satisfacer esas condiciones.

Allan Kardec

Ya hemos visto cuán importante es la uniformidad de sentimientos para la obtención de buenos resultados. Esa uniformidad será por lógica tanto más difícil de obtener cuanto mayor sea el número de personas. En los grupos pequeños, donde todos se conocen mejor, hay más seguridad en relación con los elementos que ingresan a ellos. El silencio y el recogimiento se obtienen más fácilmente y todo transcurre como en familia. En cambio, las grandes reuniones excluyen la intimidad, debido a la variedad de los elementos que las componen.

Allan Kardec

Entonces nuestra propuesta a este respecto es que los centros espíritas lleven a cabo online algunas de las actividades que ya realizaban de forma física. No se trata de hacer un estudio en el que queremos que asistan todos los espíritas del planeta, o del país en el que estemos, no, es justo lo contrario, se trata de mantener y hacer perdurar el clima de unión, de complicidad que se tiene con los compañeros del propio centro.

Es tan sencillo que apenas basta un poco de voluntad para iniciar esta tarea.

Y hay diferentes sistemas, aquí analizamos algunos de los más recomendables.

Zoom

Zoom es una herramienta muy completa, pues no solo cuenta con la opción de videollamada sino con la posibilidad de compartir pantalla y escribir y dibujar sobre una pizarra virtual. La versión gratuita permite reuniones de hasta 100 usuarios, aunque la limitación en estas videollamadas grupales es a nivel de tiempo con 40 minutos. Limitación que se puede saltar registrando una cuenta de organizador, por 13,99 €, a día de hoy, permitiendo así reuniones de hasta 100 usuarios y hasta 24 horas de duración de reunión.

Además de videollamadas, Zoom permite escribir mensajes de manera inmediata y compartir archivos en la nube. Para usarla es necesario acceder a la web oficial, desde donde podemos, siguiendo unas sencillas indicaciones, darnos de alta y comenzar a usarlo, o bien descargar la aplicación para iPhone o Android.

Google Hangouts o Meet

Conocida como Hangouts Chat, recientemente llamado Google Chat, esta herramienta no requiere de su instalación ya que es el chat que pueden usar quienes tengan una cuenta de Gmail y por el que se pueden crear conversaciones en grupo para chatear, por escrito, con hasta 100 personas. Además, esta herramienta permite hacer llamadas de voz y videollamadas de forma gratuita entre un máximo de diez personas.

Para poder conectarse con amigos, se pueden seguir distintas vías. Lo más fácil es acceder a la bandeja de entrada de tu correo Gmail y crear un grupo de Hangouts, de ser necesario, en la parte izquierda de la interfaz, justo debajo del menú en el que se puede hacer clic a las distintas bandejas del mail. Para ello, lo único necesario es incluir los correos de las personas a las que se va a invitar y, una vez se haya creado el grupo y los invitados hayan aceptado entrar a él, pinchar en el icono de la cámara que aparece en la esquina superior izquierda de un chat para iniciar una videollamada.

Otra opción es ir directamente a la página web de Google Hangouts donde, de haberse metido ya en la cuenta de correo de Google, se muestra directamente una interfaz en la que se puede escribir un mensaje, hacer una llamada telefónica o una videollamada. Si se opta por la última opción, el siguiente paso a seguir es unirse o iniciar una reunión, para lo que es necesario introducir el apodo o código de la reunión o escribir uno, aunque en el segundo supuesto también se puede dejar el campo en blanco.

Una vez iniciada la reunión por parte de un usuario, habrá que unirse e instantes después aparece un mensaje con toda la información para invitar a amigos a la misma o compartir el enlace. Entre los datos que aparecen, se incluye el enlace de la reunión, cuya fórmula termina con varios grupos de letras separadas por guiones; un número de acceso para unirse vía móvil y un pin, con el que los usuarios también pueden buscar el enlace de la reunión al meterse en Google Hangouts; y un botón para enviar un mail de aviso a los invitados con toda la información.

Microsoft Teams o Skype

Teams es el sistema más potente de todos y claramente otra opción para hacer videollamadas durante la crisis del coronavirus, una herramienta que en su versión gratuita permite todo lo necesario para llevar a cabo reuniones o estudios online. Lo primero que hay que hacer es descargarse la app, que se puede instalar en cualquier dispositivo y también es compatible con todos los sistemas operativos.

Si bien es una herramienta muy completa puede ser menos intuitiva que otras, por lo que desde el área de soporte de Microsoft se puede consultar una guía de uso para crear y unirse a las reuniones instantáneas que se lleven a cabo en esta plataforma. Si lo que se busca es una aplicación que permita hacer videollamadas para uso personal, Microsoft recomienda otra de sus herramientas, bastante popular: Skype.

Jitsi

Jitsi Meet es una novedosa plataforma open source que ha incrementado su popularidad en este 2020. Es realmente sencilla de usar y no requiere sofware específico ni resgistro previo para empezar a realizar videollamadas, con calidad de imagen y seguridad en el intercambio de información. Es totalmente gratuita y resulta válida tanto para llamadas entre dos únicas personas, como para reuniones con más de 100 usuarios.

Ofrece pantalla compartida y posibilidad de envío de mensajes. Podemos recurrir a ella accediendo directamente a la web de Jitsi o descargando las aplicaciones para dispositivos móviles. Con ayuda de su calendario también podremos programar nuestras reuniones de manera anticipada.

Tiene la curiosa característica de poder compartir un vídeo de Youtube, y como algunas de las anteriores opciones difuminar el fondo que nos rodea, grabar la llamada o retransmitirla mediante streaming, etc.

Jitsi Meet se puede integrar con Slack y el calendario de nuestras cuentas de Google o Microsoft.

No existe límite de duración ni restricciones en el número de participantes. Las comunicaciones están protegidas mediante encriptado para asegurar su integridad, lo que hace de este sistema una opción interesante a tener en cuenta.

Otros sistemas

Los hay cada vez más numerosos, y nos hemos dejado muchos interesantes en el tintero, pero que o pueden ser más complicados de instalar o son de pago, y no siempre por ello mejores.

Por ejemplo en cursoespirita.com utilizamos 3CX por el control que nos permite programando las reuniones, con varias salas, conservando nuestros archivos para las clases, grabaciones, etc., y que es un sistema que se integra con otras herramientas de la web como es la posibilidad de que cualquier usuario nos pueda hacer una llamada gratuita desde cualquier parte del mundo, directamente a través del área de contacto.

Si algún centro espírita no se aclara muy bien con todo lo expuesto hasta ahora, nos ofrecemos a orientarles más detenidamente, o incluso prestarles gratuitamente alguna de nuestras salas, en un horario determinado semanal, a través de un simple link por el que entrarían todos los participantes del centro solicitante.

 

Atención fraterna

Es posiblemente la labor más delicada y que requiere más tacto, y por tanto a las personas más capacitadas y con mayor conocimiento del centro espírita. Es lo que los espíritas llamamos atención fraterna, se trata de una simple entrevista o encuentro con aquellos que llegan por primera vez al centro espírita, ya sea porque están interesados en aprender más de Espiritismo, porque tienen mediumnidad, obsesión o cualquier otro problema y buscan la ayuda que le podamos ofrecer. Por supuesto también puede estar destinada a los participantes del centro espírita que por cualquier motivo tengan necesidad de una orientación.

Pues bien, es algo que se puede hacer perfectamente online, ya sea a través de una llamada o video llamada, y ninguna pandemia debería frenar esta ayuda desinteresada que todos los espíritas y centros espíritas dan a la sociedad.

Ya se haga de forma física o virtual, recomendamos que no se realice en las reuniones de estudio, o en aquellas que haya otros miembros del centro, y que sea una atención personalizada más privada, llevada a cabo por una o dos personas, especialmente capacitadas para este menester.

 

¿Reuniones mediúmnicas?

La práctica mediúmnica se puede llevar a cabo en solitario, pero no es lo más recomendable, y Allan Kardec es meridianamente claro al respecto; por lo tanto no se debe. Y si a alguien se le ocurre llevar a cabo reuniones mediúmnicas virtuales, solo podemos decirles que las desaconsejamos absolutamente. No aseguran las condiciones necesarias de recogimiento, impiden cumplir con la mayor parte de las recomendaciones para llevar a cabo una reunión mediúmnica de forma correcta, y anulan el adecuado apoyo fluídico al médium.

 

Caridad

El espírita, ni ahora ni antes, ha requerido de un centro espírita para llevar a cabo lo más importante y a lo que nos debiera abocar inevitablemente el conocimiento espírita, a la caridad. Algo que se puede y debe hacer en cada oportunidad que se nos presente.

Siguiendo las palabras de Pablo de Tarso:

La caridad es paciente, la caridad es amable; no es envidiosa, no obra con soberbia, no se jacta, no es ambiciosa, no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal, no se alegra por la injusticia, se complace en la verdad; todo lo aguanta, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”

Diríamos que la caridad es discreta, evita la soberbia de lo que hace mi centro espírita, no se jacta del bien hecho, no ambiciona ayudar por que otros vean o sepan, por lo que generalmente la mejor forma de llevarla a cabo es en las oportunidades individuales que continuamente nos encontramos, y siendo que la caridad también ha de complacerse con la verdad, ha de buscarse ésta junto a la sabiduría para hacer siempre lo que corresponde.

 

Divulgación

Este momento es ideal para dedicarse a la divulgación virtual del Espiritismo, utilizar las redes sociales y las herramientas online para colocar nuestros principios al acceso del mayor número de personas.

Estos días los centros espíritas han perdido la posibilidad de visitar su local, su punto de encuentro, pero se puede pensar en sacar algo bueno de esto, como es crearse un nuevo espacio, quizá una web, si el centro aún no la tuviera, un lugar desde el que plasmar quiénes somos y lo qué hacemos. Que si por ejemplo estamos en Viniegra de Abajo (uno de los pueblos más pequeños de España) y alguien busca espíritas de Viniegra de Abajo, nos encuentre en google. Puede ser algo más sencillo y económico de lo que pensamos; y seguro que en la mayoría de los centros hay alguien que con un poco de voluntad y dedicación lo puede llevar a cabo. No se trata de hacer una web como esta con cientos de artículos y archivos, basta una web informativa y desde la cual se puede enlazar a otras con más contenido. El objetivo debe ser una web corporativa que deje la presencia del centro en la red. Si aún no lo habéis hecho este es el mejor momento.

Desde cursoespirita.com siendo que nuestro objetivo no es otro que la divulgación, autorizamos, por supuesto, la utilización de nuestros contenidos a cualquier web o centro espírita, siempre y cuando no se altere su contenido, así como se pueden enlazar nuestros libros, archivos y resto de contenidos. Uno de nuestros enlaces más populares y que recomendamos especialmente como una forma sencilla de tener todos los libros en tu web, y porque actualmente consideramos que es el más actualizado en español, se trata de Libros Espíritas. Continuamente trabajamos en ampliar este listado, con versiones bien maquetadas, revisadas y actualizadas.