solicita por mail info@cursoespirita.com
ESPIRITISMO / Quién soy, de dónde vengo, hacia dónde voy….es sólo el principio

Evolución en Dos Mundos

Portada Evolución en Dos Mundos del Espíritu André Luiz psicografiado por Francisco Cándido Xavier y Waldo Vieira

Evolución en Dos Mundos del Espíritu André Luiz psicografiado por Francisco Cándido Xavier y Waldo Vieira

Evolución en Dos Mundos está dividido en dos partes. La primera relaciona las palabras de Cristo con conceptos como la existencia del periespíritu y el cuerpo espiritual, fluido cósmico, hereditariedad, evolución y sexo, alimentación en el plano espiritual y los mecanismos de la mente, entre otros. En la segunda reúne preguntas y respuestas sobre temas relacionados con el matrimonio, el divorcio, la gestación, el aborto, etc.
Aunando conceptos científicos y espíritas, el Espíritu André Luiz promueve un estudio del proceso evolutivo del ser y del alma en los dos planos de nuestra existencia — el mundo material y el mundo espiritual —, planteando un desafío intelectual a todos los que practican y desean conocer la Doctrina Espírita.

[…]aspiro a escribir un libro simple sobre la evolución del alma en los dos planos, interconectados en la cuna y en la tumba, con las cuales se esboza la senda que nos lleva a Dios… Notas con las cuales, el médico desencarnado y sin pretensiones que soy –tomando como base de sus observaciones el material básico ya conquistado por la propia ciencia terrena, que también fue recogido de obras de respetables estudiosos–, pudiese decir algo respecto al cuerpo espiritual, en cuyas células sutiles nuestra propia voluntad sitúa las causas de nuestro destino sobre la Tierra.

Páginas en que se logre unir el concepto rígido de la ciencia –comprensiblemente prevenida contra toda afirmación que no esté fundada en la experimentación–, con el mensaje consolador del Evangelio de Jesucristo, del cual el Espiritismo contemporáneo se constituyó en el más alto representante en la actualidad del mundo… Un pequeño conjunto de definiciones sintéticas sobre nuestra propia alma inmortal frente al Universo…

Con todo, para esta empresa, carecía de muchos instrumentos, motivo por el cual me he valido de dos médiums diferentes, en lugares distintos, dos corazones amigos que se ofrecieran a recibir mis humildes textos, con los que se integra mi comunicación.

Fue así, amigo mío, que este libro nació a través de misivas de un hermano a los hermanos que luchan y lloran.

Si no sientes el frío de la noche sobre el agitado mar de las pruebas humanas, distraído por las ilusiones que te llevan a burlarte de la misma Verdad, nuestras inquietudes, que tienes en tus manos, tienen un destino equivocado.

Pero si guardas contigo el estigma del sufrimiento, indagando sobre la solución de los viejos problemas del Ser y del dolor, si percibes la nube que preanuncia la tormenta y el remolino traicionero de las olas en que navegas, ¡ven con nosotros!… Estudiemos la ruta de nuestro milenario peregrinar en el tiempo para sentir el calor de la llama de nuestro propio Espíritu palpitar imperecedera en la Eternidad, y encendiendo la luz de la esperanza, percibiremos juntos, exaltados de alegría, que Dios, nuestro Padre de infinita bondad, nos trazó el divino destino para más allá de las estrellas.

ANDRÉ LUIZ

Uberaba, 23-07-1958

Los médiums Francisco Candido Xavier y Waldo Vieira recibieron los textos de este libro las noches de los domingos y miércoles, respectivamente, en las ciudades de Pedro Leopoldo y Uberaba, Estado de Minas Gerais, Brasil. Las páginas psicografiadas por uno y otro pueden ser identificadas por el lugar de ubicación de cada uno.
Hasta finales de 1958, año en que fue psicografiado este libro, Chico Xavier vivió en Pedro Leopoldo, trabajando con su mediumnidad durante treinta y un años consecutivos, trasladándose a Uberaba en enero de 1959, donde residió hasta desencarnar, el 30-06-2002, a la edad de 92 años, cumpliendo con su provechosa mediumnidad psicográfica hasta nuestros días.

Descargar en pdf  Evolución en Dos Mundos.pdf

Deja un comentario

Curso Espírita