solicita por mail info@cursoespirita.com
Quién soy, de dónde vengo, hacia dónde voy….es sólo el principio

Médium de efectos intelectuales

Los médiums de efectos intelectuales son aquellos especialmente apropiados para recibir y transmitir comunicaciones inteligentes. Se los distingue según su aptitud especial: Médiums escribientes o psicógrafos (Médiums écrivains ou psychographes): los que tienen la facultad de escribir bajo la influencia de los Espíritus (véase Psicografía [Psychographie]). Médiums pneumatógrafos (Médiums pneumatographes): los que tienen la facultad de obtener la escritura directa de los Espíritus (véase Pneumatografía [Pneumatographie]). Médiums dibujantes (Médiums dessinateurs): los que dibujan bajo la influencia de los Espíritus. Médiums músicos (Médiums musiciens): los que ejecutan, componen o escriben música bajo la influencia de los Espíritus. Médiums parlantes (Médiums parlants): transmiten a través de la palabra lo que los médiums escribientes transmiten a través de la escritura. Médiums excitadores (Médiums communicateurs): personas que, por su propia influencia, tienen el poder de desarrollar en los otros la facultad de escribir, sean o no ellas mismas médiums escribientes. Médiums inspirados (Médiums inspirés): personas que, ya sea en estado normal o en estado de éxtasis, reciben por el pensamiento comunicaciones ocultas y extrañas a sus propias ideas. Médiums de presentimientos (Médiums à pressentiments): personas que, en cierta circunstancia, tienen una vaga intuición de las cosas futuras. Médiums videntes (Médiums voyants): personas que tienen la facultad de la segunda vista, o la de ver a los Espíritus (véase Vista [Vue]). Médiums sensitivos o impresionables (Médiums sensitifs ou impressibles): personas capaces de sentir la presencia de los Espíritus mediante una vaga impresión de la que no pueden darse cuenta. Esta variedad no tiene un carácter bien delimitado: todos los médiums son necesariamente impresionables; la impresionabilidad es más bien una cualidad general que particular; es la facultad rudimentaria indispensable al desarrollo de todas las otras. Difiere de la impresionabilidad puramente física y nerviosa, con la cual es necesario no confundirla. Observación – Algunas personas emplean la palabra media como plural de médium, de la misma forma que se hace con el vocablo errata. No vemos ninguna ventaja en multiplicar sin necesidad las excepciones, ya tan numerosas en nuestra lengua. Todos los gramáticos están hoy de acuerdo en agregar a la mayoría de las palabras extranjeras, incorporadas al lenguaje usual, el signo del plural. Además, varias palabras con terminación latina se encuentran en este caso: se dice muséums, fáctums, pénsums, memorándums, etc. ¿Por qué no decir médiums? Decir media sería una especie de afectación pedante.

« Regresa al Diccionario Espírita