solicita por mail info@cursoespirita.com
ESPIRITISMO / Quién soy, de dónde vengo, hacia dónde voy….es sólo el principio

Espiritismo

Espiritismo. Espirit. Ciencia de observación, experimentación y doctrina filosófica. Como ciencia práctica, consiste en las relaciones que se establecen con los Espíritus. Como filosofía, abarca todas las consecuencias morales que de dichas relaciones emanan. // Ciencia que trata de la naturaleza, el origen y destino de los Espíritus, así como de sus relaciones con el mundo corporal. // Filosofía natural y científica, de la fe razonada, sin misticismos o secretos de iniciación, sin dogmas propiamente dichos, sin liturgias, sin símbolos, sin sacerdocio organizado.

El Espiritismo es la ciencia que trata sobre la naturaleza, el origen y el destino de los espíritus y las relaciones que pueden establecer con el hombre. El Espiritismo es la filosofía que resulta de estas relaciones, y que ahonda en las profundas cuestiones de dónde venimos, quiénes somos, hacia dónde vamos.

El Espiritismo está fundado en la existencia de los Espíritus, no siendo estos más que las almas de los hombres. Los hechos y principios en los que descansa se pierden en la oscuridad de los tiempos, encontrándose en las creencias de muchos pueblos y religiones, pero interpretados de acuerdo a las ideas supersticiosas de cada época. Lo sobrenatural y supersticioso desaparece ahora a  la luz de la ciencia, de la filosofía, y de la razón. Es bajo ese prisma científico, dentro de la ciencia de observación, que se han podido constatar numerosos hechos que venían a mostrar y demostrar ciertas verdades que hasta ese momento estaban constreñidas al ámbito de las creencias religiosas. El número de estos hechos, la universalidad de los mismos, y las observaciones experimentales llevadas a cabo por numerosos y destacados científicos (Sir William Crookes, Sir Alfred Russel Wallace, Charles Richet, Sir Olilver Lodge, Cesar Lombroso, etc.) han permitido mostrar una realidad más allá de las limitadas vibraciones que nuestros sentidos físicos alcanzan.

« Regresa al Diccionario Espírita